viernes, 25 de febrero de 2011

Cejas a la carta


Hoy en día todas y muchos de todos no depilamos las cejas. Esta zona es una de las más importantes (por decirlo de alguna manera) de la cara, pues nos hace de marco. Según la forma que les demos, daremos una expresión u otra a nuestros ojos y por lo tanto a nuestra cara.
La forma es cosa de gustos, no hay nada escrito sobre cómo deben ser, aunque si que hay algunas pautas a seguir para que nos favorezcan. De lo que os voy a hablar es de los métodos que existen para depilárnolas, desde los más tradicionales hasta los más novedosos.



La depilación a la cera la conocemos todas. Como casi todo tiene sus pros y sus contras. aunque un poquito doloroso, la depilación es lo que tiene... es rápido y efectivo, en un momento, de un sólo tirón arrancas todos los pelos de raíz. Para mí el mayor inconveniente que tiene este sistema es que con el tiempo el párpado se va desprendiendo. Es a causa d los tirones. No será de un día para otro pero con el tiempo lo notaréis.








Quién no tiene una pinza de depilar en su casa? Supongo que todas la hemos utilizado alguna vez para arreglarnos las cejas. Con este sistema hay que tener un poquito mas de paciencia pues hay que ir pelo por pelo. El párpado es una zona muy delicada, cómo con la cera también se resiente la piel por los tirones, pero mucho menos que, además si tienes maña te quedarán perfectas. Para definir la forma de las cejas son lo mejor. Hay muchos modelos y ahora venden una que tiene una linternita incorporada para que no se te escape ni un pelo. Yo la tengo y me encanta, cuando no hay demasiada luz no veáis lo que ayuda, pero incluso habiendo es una pasada, para los pelitos blancos (yo soy rubia) va genial.  La podéis conseguir en perfumerías por menos de 15€


La primera vez que vi este artilugio lo último que pensé es que podía servir para depilarse. Es un muelle y mide unos 10cm. Se utiliza solamente para el bello facial, bigote, cejas, etc.. haciendo movimientos como os indican las flechas no os quedará ni un pelito en la zona. Los arranca de raíz, exactamente igual que las máquinas eléctricas de depilar pero manualmente. Podéis conseguirlo en internet dónde también encontraréis vídeos explicativos. Su precio está entre los 5€ y los 10€.  



Ésta tecnica podría decirse que es una práctica casi ancestral. Es un procedimiento totalmente natural. El hilo puede ser de seda o de algodón, según los resultados que quieras obtener. Se enrosca ese hilo haciéndolo girar sobre la piel con lo que se consigue arrancarlo de raíz, puede incluso con los pelitos más pequeños, por lo que no se limita únicamente a depilar, sino que incluso termina siendo una limpieza de cutis con efecto lifting, para esto es necesario que el hilo sea de seda. 
Parece ser que no tiene contras, son todo ventajas, no irrita la zona, es menos dolorosa que las demás y es muy duradera. Cada día la hacen en más centros de belleza de toda España.

Y a ti cómo te gusta?

Hasta la próxima.


No hay comentarios:

Publicar un comentario